jueves, 8 de noviembre de 2007

Este escenario poselectoral es consecuencia de las viejas prácticas políticas en el Chaco

(Publicado en Norte) La diputada Alicia Terada, criticó ayer el clima de tensión que cubre al escrutinio definitivo de los comicios realizados el domingo 16, y dijo que ello es consecuencia “de las viejas prácticas políticas que evidentemente no fueron desterradas”. Además, la legisladora cuestionó la situación que se produjo el día del acto electoral, cuando en muchas mesas no estaban las boletas del ARI, y advirtió que el partido insistirá por una respuesta sobre el tema por parte del Tribunal Electoral o de lo contrario pedirá una investigación a la justicia ordinaria. Polarización Potente Terada, en declaraciones a FM Universidad, analizó el resultado obtenido por el ARI diciendo que en primer lugar “nosotros agradecemos a la ciudadanía que nos dio el voto de confianza. Uno respeta la decisión que tuvo el ciudadano en las elecciones. Hubo una gran polarización entre la Alianza Frente de Todos y el Frente Chaco Merece Mas, y está claro que eso nos perjudicó enormemente”. La legisladora señaló que en ese escenario “se dieron dos circunstancias. Por un lado el voto en contra de, que se dio claramente con los cortes de boletas en las escuelas. Y por otro lado, el voto útil, con mucha gente que nos decía que no nos iba a votar porque el ARI no podía llegar y ellos querían impedir la llegada de una persona que iba por su reelección. Muchos no hicieron una elección por personas o propuestas, sino para impedir que una persona en particular no llegue al poder”. “Creo que esto fue evidentemente y se traduce en estas situaciones”, dijo y subrayó “el gravísimo daño que nos ocasionó la falta de colocación de los rollos de votos del ARI dentro de las urnas, cuando el Código Electoral establece que es obligación del Tribunal Electoral colocar en las urnas los rollos de votos de los distintos partidos”. Terada dijo que esa falta “se dio en toda la provincia, y en Resistencia, por ejemplo, lo advertimos a primera hora en la Escuela 26, donde sobre ocho mesas había seis que no tenían nuestras boletas, y los presidentes, en algunos casos chicos jóvenes, no sabían si abrir o no los comicios”. La diputada dijo que eso fue denunciado “porque queremos que alguien se haga cargo de esta gravísima omisión, y si no tenemos respuestas por parte del Tribunal Electoral, iremos a la justicia para que se establezcan las responsabilidades, porque acá por lo menos hubo un incumplimiento de los deberes de funcionarios público”. La pelea del escrutinio En cuanto al clima del escrutinio definitivo, Terada dijo que “lo que está pasando es la consecuencia evidente de viejas prácticas políticas que tienen que ser desterradas de una vez por todas de esta provincia y de la nación. Por eso Elisa Carrió solicitó a la OEA que vengan veedores internacionales, para garantizar la transparencia de las próximas elecciones presidenciales, y hay varios recaudos que deberían tomarse, como por ejemplo cómo se procede a la designación de los presidentes y autoridades de mesa, porque el día 16 algunos fueron notificados apenas horas antes de la apertura del acto comicial, cuando debió hacerse eso con la suficiente antelación, de modo de tener preparación suficiente para conocer qué responsabilidades y obligaciones tienen, y no estar sometidos a las indicaciones de los fiscales de uno y otro partido por la carencia de capacitación adecuada”.