jueves, 30 de agosto de 2012

Terada pide Audiencia Pública antes de la creación de un cargo en la tarifa de Secheep para la construcción del Segundo Acueducto


El Partido Coalición Cívica- ARI exige el llamado a una AUDIENCIA PUBLICA para debatir el tema del eventual cargo específico a crearse para la construcción del Segundo Acueducto. “El Poder Administrador tiene la OBLIGACION de hacerlo, en mérito a los errores cometidos en el manejo de la obra”, dijo la Diputada Nacional, Alicia Terada. En este sentido, instó a “toda la ciudadanía a que nos acompañen en este pedido, la tan anhelada obra del Segundo Acueducto y la angustia de miles de chaqueños que sufren la falta de agua potable lo merecen”.
“Mi banca como Diputada Nacional está a disposición del pueblo del Chaco para realizar las gestiones necesarias ante el gobierno nacional, pero también exigimos al Gobernador Capitanich que sincere documentadamente el estado actual del proceso. La audiencia pública será una  buena oportunidad para hacerlo. Esta obra es de vital importancia para todo el pueblo del Chaco y hay que culminarla, lo más pronto posible”, apuntó Terada
Ante la evidente situación de descontrol en que se desenvuelve la obra del Segundo Acueducto del Interior del Chaco, y  la conferencia brindada en la ciudad de Sáenz Peña por el Gobernador de la provincia, desde la Coalición Cívica-ARI efectuaron algunas consideraciones y aportes manifestando que “de esta manera se permitirá dotar a esta gran obra un marco de claridad, buena práctica y transparencia que todos los chaqueños debemos exigir a quienes la manejan”.
Reconocimiento del nivel de atraso de la obra: se le reconoce al primer mandatario la hidalguía de admitir lo que se expresaba en distintos medios que a mitad del plazo de obra ésta prácticamente no ha arrancado. No es común hoy día encontrar un funcionario que acepte la impericia de sus subalternos y naturalmente la propia como máximo responsable.   
Mayor Costo de la obra: Claro está, también debió reconocer que el atraso del plazo de obra significará el progresivo incremento del costo de la obra motivado por las sucesivas actualizaciones consecuencia del proceso inflacionario que vive el país. Nadie sabe cuál será el costo final; pero sí,  nos imaginamos quién va a asumir ese mayor costo.
Carencia de papeles: cuando las palabras no son convincentes, deben acompañarse pruebas que sostengan aquellas, en esta oportunidad no se exhibió ninguna documentación que indique el porcentaje de obra ejecutada, las inversiones realizadas, el monto contractual actualizado a la fecha, etc. Con sólo mostrar un simple certificado de obra, hubiera resuelto tantos interrogantes, naturalmente, si esa era su pretensión. La transparencia no se declama, se demuestra. 
Incumplimiento de la Ley de Obras Públicas: la Ley 4990 que rige la ejecución de esta obra señala claramente que, previo a la licitación, se deberá contar con el crédito presupuestario respectivo y legalmente previsto su financiación (art. 12º)
El incumplimiento de esta norma es evidente por dos caminos: la demora se debe, ni más ni menos,  a la carencia de los fondos comprometidos pero además ahora se prevén nuevas fuentes de financiamiento no previstas originalmente. Se ignora la ley lisa y llanamente.
Necesidad de nuevas fuentes de financiamiento: como si las boletas de energía fueran las más bajas del país y fáciles de pagar, como si ya no tuvieran un cargo específico, ahora será objeto de un nuevo aumento ya que como quiera llamársele, el ciudadano chaqueño deberá rascar más a fondo la olla en términos criollos. Ninguna iniciativa superadora ante tanta desprolijidad e imprevisión, sólo afectar el bolsillo de los ciudadanos.
Y también de los municipios ya que al magro 30 % de la participación en el Fondo Sojero, tendrán que comprometer una parte (o todo) a esta obra.
Necesidad de una Audiencia Pública para tratar el nuevo financiamiento: en provincias con mayor apego al orden institucional, ante una modificación de tarifas en cualquier servicio público propuesta por el poder administrador se abre una instancia de consulta a la sociedad organizada donde se pueda discutir sobre la procedencia y pertenencia de este nuevo sacudón al bolsillo de todos los chaqueños.
En ese ámbito las partes podrán defender sus posturas con total libertad y documentos probatorios, de manera que, de tener que abonar una factura de luz más cara, se sepa cabalmente por qué, cuánto y hasta cuándo ello será necesario en beneficio de los que sufren la falta de agua”, expresaron desde la Coalición Cívica-ARI.
“La solidaridad del pueblo chaqueño ya quedó demostrada en la decisión de sus representantes diputados en permitir el endeudamiento de la provincia y garantizar el empréstito con la coparticipación federal. ¿Ahora más? ¿Hasta cuándo?, apuntó Terada. Y remarcó: “El Partido Coalición Cívica- ARI exige el llamado a una AUDIENCIA PUBLICA para debatir el tema del eventual cargo específico a crearse. El Poder Administrador tiene la OBLIGACION de hacerlo, en mérito a los errores cometidos en el manejo de la obra”.
Por último, la Legisladora Nacional instó a “toda la ciudadanía a que nos acompañen en este pedido, la tan anhelada obra del Segundo Acueducto y la angustia de miles de chaqueños que sufren la falta de agua potable lo merecen”.