martes, 14 de junio de 2011

Ishida: “Argentina tiene que aprovechar la relación con los países asiáticos”

A pesar de las pequeñas dificultades con el idioma, ese breve argentinismo con que describió el lapso de tiempo que tiene como representante japonés en el país permite conocer la vocación para relacionarse con su entorno, algo que no le resulta tan extraño a partir de sus experiencias anteriores como diplomático en Pérú, México y Brasil.
A pocas horas de regreso a Buenos Aires, el embajador de Japón en la Argentina Hitohiro Ishida visitó la redacción del Diario Norte, en la provincia del Chaco, acompañado por el secretario de la embajada Manabu Baba y la diputada nacional por el Chaco, Alicia Terada, oportunidad en la que describió el presente de su país en medio de la tragedia producida hace tres meses como consecuencia del terremoto y tsunami, como así también reflejó su visión de la realidad económica de los países de América Latina, dando cuenta de que "Argentina tiene que aprovechar la relación con los países asiáticos".
Región con potencial
El embajador recuerda su arribo al país en el 2008, porque se produjo un día antes de que se profundizara la pelea del gobierno con el campo. Más allá de estas situaciones políticas, Ishida dijo que "los países de América tienen mucho potencial", y en cuanto a la Argentina destacó la importancia que tiene la región en lo que hace a la parte agrícola.
Si bien de manera correcta evita inmiscuirse en cuestiones políticas de los países y las decisiones que toman en materia económica, consideró que existe mucho interés de Argentina en las relaciones comerciales del Mercosur y con Estados Unidos , dejando de lado las relaciones con países asiáticos como Japón, China, India y Corea.
"Tenemos relaciones muy amistosas muy largas de más de un siglo, pero se debe fomentar las relaciones económicas, porque solamente hay 2.000 millones de dólares de intercambio en materia comercial , algo que es muy poco porque tenemos economías complementarias y existen muchas posibilidades de crecimiento", observó.
Ishida explicó que si bien pùede haber muchas posibilidades de inversiones a través de empresas privadas, todavía no se inició ningún desembarco empresario importante, pero no descarta que esto pueda producirse en algún momento, por eso insistió en que desde aquí se deben aprovechar las relaciones con los países orientales.
Bases sólidas
El pueblo japonés despierta admiración por su disciplina y la capacidad de recuperación ante contínuas catástrofes ; sin embargo, también tiene sus conflictos politicos, a tal punto, que en los últimos cinco años cambiaron cinco veces su primer ministro, con la excepción de que estos avarates no hacen desviar el rumbo en temas claves como la economía.
"La vida política es bastante difícil, pero tenemos solidez y continuidad en lo que se hace a temas como la economía y lo comercial que no se modifican de un gobierno a otro, porque hay autoridades que cambian, pero los equipos de funcionarios son muy estables, justamente para mantener las políticas", explicó y señaló que más allá de las diferencias ideológicas en distintos aspectos hay lineamientos estatales de base que se respetan, lo que les permite previsibilidad y crecimiento constante.
Pronta recuperación
Esta línea de trabajo no sufrió modificaciones en medio de la crisis que se desató por un desastre natural , y el diplomático recordó que "nos hemos acostumbrado a muchas calamidades naturales y siempre tuvimos la energía para recuperarnos. No tenemos nada de recursos naturales, pero sí en lo que hace a recursos humanos". Junto a Terada recordó que existe un dicho que describe el espiritu del pueblo japonés: "Siete veces te caes y ocho veces te levantas".
Si bien van a cumplirse tres meses de la catastrofe provocada por el terremoto y tsunami que golpeó a la región de la cual Ishida es originario, resaltó que "no necesitamos muchas cosas. Solamente hubo dificultades en un principio en cuanto a las necesidades alimentarias , pero ahora estamos bien y la recuperación económica no va a llevar mucho tiempo".
Japón tiene una superficie equivalente a apenas la séptima parte de la Argentina y que solamente tiene 30 por ciento de tierras utilizables , cuenta en cambio con una población de algo más de 120 millones de habitantes y es una de las principales potencias industriales y comerciales del planeta.
"Después del tsunami tenemos 100.000 personas refugiadas, pero se están construyendo casas provisorias desde el Estado para llevar adelante una solución inmediata. Todos los aspectos están cubiertos, el único problema que va a tardar en recuperar es toda la zona afectada por la radiación, es necesario que se trabaje para que se cierren todas las plantas atómicas y buscar otra fuente de energía", afirmó.