lunes, 6 de septiembre de 2010

Comenzó el debate sobre proyectos que limitan venta de tierras a extranjeros

Hoy, en la comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, comenzó la discusión de varios proyectos de ley para limitar la venta de tierras a extranjeros no residentes en el país.
En la primera reunión los integrantes de la comisión entre los cuales se encuentra la chaqueña Alicia Terada, escucharon a los autores de las 10 iniciativas referidas al tema, quienes explicaron y fundamentaron sus proyectos.
Estuvieron presentes, entre otros, la presidente del Bloque de diputados de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, los diputados Pablo Orsolini (UCR); Verónica Benas (Si por la Unidad Popular), Diana Conti (Frente para la Victoria) y Sergio Basteiro (Nuevo Encuentro Popular y Solidario.
Como resultado de la primera jornada de debate establecieron la posibilidad de que en 15 días la comisión emitiera dictamen sobre un proyecto de ley consensuado, para que sea tratado en el Recinto.
La diputada Terada explicó que “el proyecto que impulsa la Coalición Cívica tomó como base un trabajo realizado por los equipos técnicos de la Federación Agraria Argentina en el año 2002”.
“Tiene como objeto restringir y limitar la adquisición de inmuebles rurales por parte de extranjeros, fundado en la necesidad de preservar los recursos naturales y garantizar la soberanía alimentaria”, aseguró.
Carrió hizo principal hincapié en que la compra de muchos terrenos es realizada por sociedades foráneas “para el lavado de dinero proveniente de la corrupción”. “Que la Argentina sepa quiénes son los propietarios extranjeros de tierras es decisivamente importante para la lucha contra la corrupción”, aseguró. “Hoy la venta de un pequeño campo puede asegurar la vida de tres generaciones y puede no dar de comer a la presente generación”, explicó.
“No se puede esperar más”, concluyó Carrió tras citar los casos de Joseph Lewis, propietario extranjero de tierras en Río Negro, y de la compra de Esteros del Iberá, la mayor reserva de agua dulce del mundo, ubicada en la provincia de Corrientes.
Con ese objetivo destacaron que en el proyecto se establecen prohibiciones a la adquisición de tierras por extranjeros, en consonancia con el derecho existente en países desarrollados, los que imponen estrictas prohibiciones y restricciones y límites en la adquisición de inmuebles rurales por los no nacionales.
Asimismo, se tiende a consolidar el régimen de tenencia de la tierra; a la conservación de los recursos naturales, y al mejoramiento de las condiciones de vida y trabajo del productor agropecuario.