martes, 14 de abril de 2009

El ARI solicita al Poder Ejecutivo informe si reglamentó la Ley que regula instalación de hipermercados

En medio de la polémica por la radicación de un nuevo hipermercado en Resistencia, la diputada del ARI, Alicia Terada solicitó hoy, al Poder Ejecutivo que informe si la Ley 4.953 que regula la instalación de hipermercados en la provincia, está reglamentada. En caso de no estarlo, la legisladora del ARI requirió que se le informe las razones del incumplimiento de la obligación impuesta por el artículo 141 inc. 3 de la Constitución Provincial, y reclamó la instrumentación de los mecanismos correspondientes para la ejecución de la misma. La norma citada por Terada, que fue sancionada en el año 2001 establece que para la instalación de establecimientos comerciales o fondos de comercio con explotación de grandes superficies comerciales o cadenas de distribución, es necesario tramitar una licencia comercial, y para obtenerla deben realizarse estudios y evaluaciones de impacto ambiental, socio-económico, de influencia sobre los precios, los consumidores, el empleo y los comercios existentes, entre otros. Asimismo crea una Comisión de Asesoramiento que en su integración estaría representada por todos los sectores implicados en la materia, a fin de ejercer control del cumplimiento de las normas contenidas en la Ley. Es decir que de estar cumplimentado el trámite legal para que la Ley 4953 pueda ejecutarse, la provincia contaría con el instrumento necesario para determinar de manera clara, los requisitos que deben reunir los nuevos hipermercados o establecimientos comerciales que se quieran instalar en la provincia, sin provocar consecuencias negativas posteriormente en lo referente a lo económico, laboral y social. Desde el Bloque ARI se consideró “indispensable la urgente aplicación de esta Ley, dado que en la ciudad de Resistencia se está debatiendo actualmente la posible instalación de un hipermercado extranjero, que dividió posiciones entre los diversos actores interesados de la sociedad, como ser concejales, empresarios, miembros de la Cámara de Comercio y la ciudadanía en general quienes han realizado diversos cuestionamiento a este nuevo proyecto, que entre otros se encuentra que se lo quiere construir en una zona vedada por ordenanzas municipales, y que el impacto que produciría en los pequeños y medianos empresarios locales sería fuertemente negativo”.