miércoles, 5 de marzo de 2008

El ARI indignado por respuesta de Lovey sobre banquineros

El interventor del Instituto de Colonización dijo conocer el problema, pero aseguró que no está en la agenda de trabajo la regularización de tierras a los banquineros. Habría dicho que Colonización actúa frente a la presión que realiza la demanda y que en consecuencia los banquineros deberían hacer manifestaciones para hallar respuestas. Terada instó al funcionario a rever esta postura y ocuparse de resolver el problema en el corto plazo. Gran sorpresa se llevaron la diputada Alicia Terada y la presidenta de la Asamblea Provincial del ARI, Azucena Escobar al reunirse con el interventor del Instituto de Colonización, Osvaldo Lovey y debatir –entre otras temas- sobre la problemática de los productores de General San Martín que hace muchos años viven en la banquina de la ruta. Los gobiernos pasan y el problema sigue sin resolverse, se trata de unas 300 familias de pequeños productores rurales que fueron desplazadas de sus campos o de los campos de otros para los que trabajaban y ante la falta de tierras, han decidido asentarse en las banquinas de las rutas de la localidad de General San Martín. En condiciones infrahumanas subsisten diariamente gracias a la siembra que utilizan para el autoconsumo. No gozan de servicios indispensables para la vida como luz y agua y mucho menos de viviendas dignas, solo se arreglan con pequeñas construcciones de barro y tronco de palmeras. Estas precariedades están relacionadas a la falta de regularización dominial de la tierra o la reubicación, de estas familias, en otros inmuebles de lo cual debiera ocupase el Estado de resolver. “Esta problemática es una realidad y está ubicada a 128 Km. de la ciudad de Resistencia –explicó Terada- sin embargo los distintos gobiernos que pasaron nunca se han ocupado de solucionar definitivamente esta situación. Y parece que este, el Gobierno del pueblo, tampoco tiene intenciones de hacerlo. Eso es, al menos, lo que nos respondió el interventor del Instituto de Colonización, Osvaldo Lovey, en la reunión de ayer, quien manifestó las claras intenciones del Gobierno de tratar de subsanar las irregularidades surgidas en el proceso de adjudicación de las tierras fiscales del Chaco, dejando ante una lejana opción la posibilidad de ocuparse de los banquineros”. La sensación de Terada al hablar de los sin tierra fue que "Lovey desconocía la magnitud del problema que genera para estas familias estar asentadas a la vera de la ruta o que en el caso de conocerla, quedó perfectamente graficado la falta de intención política para resolver el problema en el corto plazo". Escobar por su parte, manifestó la preocupación del ARI por la modalidad de acción del Instituto, que fue vislumbrada luego de que Lovey dijera que “Colonización actúa frente a la presión que realiza la demanda y que en consecuencia los banquineros deberían hacer manifestaciones para hallar respuestas”. La legisladora del ARI instó "nuevamente a las autoridades de Colonización a rever esta postura y ocuparse de estos ciudadanos que necesitan de la voluntad de los funcionarios para comenzar a vivir dignamente". La presidenta del Bloque ARI, se ocupó también de consultar sobre los recientes casos de desalojo en Makallé, Las Palmas y otras localidades. A lo que Lovey respondió evasivamente que "se están ocupando de analizar los casos" y aclaró que "que no cuentan con la cantidad de personal adecuado para desarrollar la mensura de terrenos". En este sentido Lovey aclaró que “establecieron prioridades y se están ocupando en primera medida de pequeños y medianos productores con tramites de mensuras hechas, de manera de gestionar la titularización de las tierras y finalizar el proceso. En ese orden de prioridades se encuentra la continuidad de la investigación, a través de una Comisión, que estría integrada por distintos miembros de organizaciones, órganos de control externo de la provincia y foros en defensa de la tierra pública. Reunión con empleados Previo a la audiencia con Lovey, las dirigentes del ARI, se reunieron con personal de planta del Instituto de Colonización, quienes transmitieron su malestar por la falta de diálogo y la modalidad que lleva adelante la intervención y denunciaron la designación de personas allegadas a las autoridades, como interventores en delegaciones del interior. En el momento del encuentro los empleados se encontraban en estado de asamblea permanente, situación que fue transmitida al interventor Lovey con el objetivo de destrabar la situación conflictiva y lograr consenso entre las partes.

1 comentario:

Manu dijo...

no entiendo cómo no logran hacer una ecuación tan simple como que mantener a los productores en su lugar PRODUCIENDO en vez de tenerlos en los espacios públicos protestanto, les ahorraría tantos problemas
bueno, es evidente q no les interesa ahorrarse problemas, directamente no ven los problemas... están en otra cosa.